Spanish Catalan English

Contactar por e-mail facebook twitter canal youtube

Tratamiento para la bursitis

Viernes, 31 de OCTUBRE de 2014 10:16
Publícalo en tu red social!

La bursitis retrocalcánea, también conocida como bursitis de talón, se presenta cuando la bolsa que se encuentra por debajo del talón de Aquiles, conocida como bursa, se inflama produciendo importantes molestias en el paciente.

Esta condición se manifiesta cuando realizamos movimientos repetitivos con esta zona, lo que puede llevar a que se hinche. Se trata de un padecimiento común entre aquellas personas que corren o caminan con una zancada incorrecta, apoyando el talón contra el suelo en lugar de hacerlo con todo el pie, lo que podría conducir a un importante impacto en la zona que trae consigo esta consecuencia. Además, se trata de una patología común en personas que realizan otras actividades de impacto, como saltar cuerda frecuentemente.



Es una condición podológica muy común, por eso en Tecnopeu abordamos el tratamiento para la bursitis, con recomendaciones que es importante tener en cuenta para una adecuada recuperación.

Para comenzar se deben suspender todas las actividades de impacto que puedan aumentar las molestias, por ejemplo correr, caminar con paso acelerado o realizar actividades que impliquen saltos. Será necesario iniciar un proceso para desinflamar la bursa, por eso se recomienda aplicar hielo en los talones al menos 3 o 4 veces al día durante  entre 5 y 10 minutos en cada sesión.

La ingesta de antiinflamatorios pueden ayudar a disminuir el dolor, sin embargo la recomendación es visitar a un podólogo para una evaluación adecuada, donde se pueda estudiar la posibilidad de elaborar una espuma protectora para el talón que permita una mayor amortiguación y apoyo más suave al momento de hacer actividades de impacto. Lo ideal es que esta se realice a medida y de forma personalizada para una mayor efectividad.

Es importante vigilar la elección del calzado, será necesario optar por zapatos que ofrezcan una adecuada amortiguación a la zona del talón, especialmente si se hacen actividades de impacto. En casos puntuales se pueden inyectar esteroides y antiinflamatorios directamente e la zona para tratar la bursitis y solo en aquellas condiciones avanzadas y complejas se opta por la cirugía, en la que se elimina la bursa y la prominencia ósea que se puede formar en torno a esta. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que las acepta. Mas informacion en nuestro aviso legal.