Spanish Catalan English

Contactar por e-mail facebook twitter canal youtube

Las lesiones musculares más comunes en la práctica del ciclismo

Viernes, 15 de JULIO de 2016 10:14
Publícalo en tu red social!

Cualquier actividad deportiva conlleva el desgaste de alguna zona del cuerpo y, por este motivo, es de vital importancia contar siempre con el asesoramiento de un experto antes de entrenar para que valore nuestra morfología corporal y nos recomiende el mejor material para que el impacto del ejercicio dañe nuestro cuerpo lo menos posible,

Esto también ocurre con el ciclismo, un deporte que desgasta sobre todo las rodillas, los ligamentos anteriores y la zona del pie, por eso, si eres apasionado de esta actividad deportiva, te recomendamos que sigas leyendo nuestro post de hoy en el que te descubriremos las lesiones musculares más comunes del ciclismo.


Las lesiones de los ciclistas

Cuando se practica este deporte, hay algunas ejecuciones que requieren el uso y desgaste de algunas de las zonas del cuerpo. El ciclismo se basa en pedalear para tener marcha y poder avanzar. Pero este ejercicio requiere de la flexión y extensión constante de las articulaciones que se encuentran tanto en las rodillas, como las caderas y los tobillos. Además de esto, nuestro cuerpo necesita estar totalmente estable para poder avanzar sin caernos hacia un costado, algo que hace que la zona lumbar esté en tensión así como la muñeca y el brazo esté fuertemente sujetado a la bici.

Así, por el mero hecho de pedalear, los músculos extensores de la rodilla (sobre todo el cuádriceps) realizará la mayor parte del trabajo juntamente con el glúteo mayor, el aductor mayor y los isquiotibiales, es decir, los músculos que hay en la parte trasera del muslo. En este sentido cabe recordar que estos últimos músculos suelen tener una menor tonificación que los cuádriceps porque no se suelen usar tan a menudo en nuestra vida cotidiana y tan solo se ejercitan con la práctica deportiva.

Así pues, debido al pedaleo en el ciclismo, las lesiones podrán aparecer en alguno de estos grupos musculares y el  motivo será no tener una correcta posición pero, además, también intervienen otros factores como las medidas de la bicicleta, la altura del sillín o alguna anomalía anotómica del propio deportista.

Acabamos de indicar algunas de las causas que pueden producir las lesiones comunes de los ciclistas y, a continuación, vamos a analizarlas una a una para poder revisar nuestra bicicleta y estar correctamente prevenidos ante futuras lesiones:

  • Altura incorrecta del sillín: tu pierna deberá extenderse completamente para realizar correctamente el ejercicio del ciclismo. Si detectas que se queda semiflexionada, eleva un poco más la altura para reducir el riesgo a lesión.
  • Longitud de las bielas: tienen que estar correctamente escogidas para poder ejercer una presión adecuada a la hora de realizar el ejercicio. Te recomendamos que acudas a un especialista para que te indique este dato concreto puesto que depende de la longitud de tu fémur.
  • Disimetría en las extremidades: es decir, que tengas diferentes longitudes de las extremidades también produce que desgastes más un grupo muscular que otro y, por tanto, que corras el riesgo a padecer lesiones en la zona más usada.
  • Causas anatómicas: si tienes alguna anomalía en las extremidades, entonces se aumenta el riesgo a que padezcas alguna dolencia o lesión relacionada con el ciclismo. Por ejemplo, tener la pierna en X o Valga produce que se tenga que hacer una mayor fuerza interna del tendón rotuliano y, por tanto, puedas sufrir de tendinitis.

Hay muchas otras situaciones relacionadas con las condiciones particulares de tu cuerpo que pueden aumentar el riesgo a lesiones, por eso, es de vital importancia que acudas a un podólogo de ciclismo  para prevenirlas.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que las acepta. Mas informacion en nuestro aviso legal.