Spanish Catalan English

Contactar por e-mail facebook twitter canal youtube

Cómo corregir el pie zambo

Jueves, 23 de OCTUBRE de 2014 10:52
Publícalo en tu red social!

El pie zambo es una condición congénita que puede ser claramente identificable al momento del nacimiento del niño. Consiste en una curvatura del pie hacia el interior y hacia abajo, permitiendo notar de manera rápida que los pies no cuentan con la forma o inclinación habitual.

El tratamiento para corregir el pie zambo dependerá de la gravedad del mismo así como de la consideración del podólogo u ortopedista, quien deberá evaluar al pequeño para determinar si se trata de un caso leve con cierta flexibilidad o de un caso más importante en el que el pie presenta gran rigidez.


Como regla general para corregir el pie zambo se debe iniciar el tratamiento oportuno lo antes posible, preferiblemente durante los días posteriores al nacimiento, pues en esta etapa es más fácil corregir este tipo de condiciones dado que el pie es más manipulable. La alternativa más común para conseguir posicionar el pie de manera adecuada es el uso de una férula o un yeso durante el tiempo indicado por el especialista. La misma podrá removerse varias veces para crearse una nueva pieza que se vaya adaptando a la forma que va adquiriendo el pie del infante así hasta alcanzar la postura deseada.

Una vez que la férula haya realizado su trabajo, será necesario también el uso de un aparato ortopédico que puede extenderse hasta por 3 años, todo con la meta de corregir por completo el problema para que el pequeño pueda caminar y realizar actividades sin mayores complicaciones.

Solo en casos en los que los tratamientos habituales fallan o donde hay una rigidez muy extrema se contempla la cirugía, sin embargo es importante tener claro que los pronósticos para corregir el pie zambo suelen ser muy favorables, consiguiendo la adecuada recuperación y una perfecta funcionalidad.

Acudir a un podólogo especializado en podología infantil será fundamental para obtener el tratamiento oportuno que le permita al niño caminar de forma normal y sin dificultades en un futuro. Por eso te recomendamos seguir todas las indicaciones de este médico para conseguir así los mejores resultados.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que las acepta. Mas informacion en nuestro aviso legal.