Spanish Catalan English

Contactar por e-mail facebook twitter canal youtube

¿Cómo pisar bien escalando?

Lunes, 19 de ENERO de 2015 00:00
Publícalo en tu red social!

¿Cómo pisar bien escalando?

Si uno se fija en las modalidades deportivas que van surgiendo con el paso de los años se puede dar cuenta que hay algunas nuevas, otras que siguen vigentes o las que a pesar de tener muchos años van ganando adeptos. Sin lugar a dudas uno de estos deportes es la escalada. Hoy desde Tecnopeu queremos hablar de esta afición que cuenta con muchos seguidores y daros algunos consejos a la hora de comenzar a practicarlo.


Desde el momento en que uno de decanta por comenzar a escalar debe tener claro que esta disciplina se basa tanto en la fuerza de los brazos como en la de los pies. Lograr un equilibrio entre estos dos componentes del aparato locomotor corporal conjuntamente al aspecto mental es básico para realizar un deporte completo en todos los sentidos. Desde nuestro punto de vista queremos profundizar y dar la importancia que se merecen los pies. Sólo con prestarles la atención precisa se puede ganar mucho más puntos a la hora de escalar. Si desde un primer instante se le da el valor requerido el progreso conseguido será todo un éxito añadido a otros como el equilibrio o la fuerza.

Destacar que al comenzar a escalar la parte más usada de la pisada es el canto, interior y exterior. Se podría decir que es un error de principiante ya que éstos tienden a usar la planta del pie, en lugar de hacerlo de la manera correcta. En escaladas en cualquier tipo de ángulo, al pisar con cualquiera de estas dos zonas, se nota inmediatamente la diferencia  a si usamos el pie de cualquier manera. Podremos poner los pies en presas muy pequeñas y notar realmente que hacemos mucha más fuerza sobre las mismas.

Ahora nos centraremos en los dos puntales de apoyo del pie: la planta y el talón. La planta del pie se suele usar menos, está indicada para pasos de adherencia o de oposición, es decir, en paredes lisas en las cuales hay que ejercer una pisada más fuerte de lo habitual. En cuanto al uso del talón remarcar su efectividad a la hora de escalar. La base del talón vendría a ser lo que antes la planta del pie.  Permite ejercer muchísima fuerza gracias a su gran superficie de apoyo. Además permitirá que el cuerpo o centro de gravedad este más pegado a la roca por lo que la sensación de equilibrio será mucho mayor. En definitiva, prestarle una mayor atención a esa parte de nuestro cuerpo y realizar los movimientos adecuados para lograr alcanzar la meta.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que las acepta. Mas informacion en nuestro aviso legal.